diariodesevillaUna tesis premiada por el Centro de Estudios Andaluces desvela la carencia pedagógica de los auxiliares de conversación que ayudan a impartir asignaturas en lengua extranjera

DIEGO J. GENIZ

En el bilingüismo educativo no es oro todo lo que reluce. Este programa de la Junta, que tanto éxito ha cosechado, tiene también su talón de Aquiles. O mejor dicho, sus varios talones. Puntos débiles que impiden que el citado plan obtenga mejores resultados en el manejo de una lengua extranjera. Son las conclusiones a las que llega la tesis elaborada por Jorge Sánchez Torres, investigador de la Universidad de Sevilla, un trabajo que ha sido galardonado con el accésit del X Premio Tesis Doctoral que otorga el Centro de Estudios Andaluces.

Sánchez Torres se ha centrado en la figura del auxiliar de conversación, cuya labor resulta imprescindible a la hora de desarrollar este programa. Para valorar su situación y los resultados del bilingüismo, este investigador ha acudido a 15 institutos de la provincia de Sevilla. “Hemos ido a centros de la capital y a los de los municipios que están en la frontera con otras provincias”, señala Sánchez Torres, quien explica que son dos las funciones principales de dicho personal: embajador cultural y ayudante en el aprendizaje lingüístico.

Sin embargo, en su tesis incide en que este cometido pocas veces se desarrolla plenamente por diversas razones. La principal y de la que más advierte es la falta de formación pedagógica y de experiencia en el aula escolar. “Son nativos, en su mayoría, de lengua inglesa. Lo único que se exige es esto, pero convendría establecer más filtros”, recalca el investigador, para quien el dominio pedagógico debe ser otro de los requisitos para contratarlos.

Estos auxiliares tienen, por lo general, poco más de 20 años y están acabando o ya han concluido su carrera universitaria. Suelen estar en los centros educativos un curso, aunque en algunas ocasiones y tras solicitarlo, la Consejería de Educación les permite renovar su contrato. La Junta les paga alrededor de 700 euros mensuales a cada uno de los 1.000 auxiliares que emplea cada curso.

Según Sánchez Torres, esta inversión “no está bien aprovechada, se le puede sacar mejor rendimiento”. Por tal motivo, en su tesis aconseja que se programen cursos de formación pedagógica para este personal o que en caso de no ofertarlos, se elijan a aquéllos que cuenten ya con experiencia en centros de enseñanza. “Los auxiliares no empiezan a tomar el control de una clase hasta que llega abril o mayo, poco antes de acabar el curso, por lo que su aportación queda muy reducida”, añade este investigador.

A este déficit se unen otras circunstancias que menoscaban su labor. Una de ellas es la impartición en lengua extranjera de diversas asignaturas fuera del ámbito de las Humanidades. “Si uno de los cometidos del auxiliar es aportar la visión cultural de países anglosajones en determinados temas, dicha función queda totalmente apartada en asignaturas como Educación Física o Conocimiento del Medio”, subraya Sánchez Torres.

Los recortes aplicados por las distintas administraciones los últimos años para controlar el gasto público también han incidido en el trabajo de los auxiliares de conversación. En principio, estos colaboradores sólo deben desempeñar su función en un centro educativo durante 12 horas a la semana. Sin embargo, el estudio constata que son muchos los que trabajan en dos centros educativos distintos, un hecho que impide cumplir con otra de las tareas que tienen encomendadas: la planificación de las clases. La tesis demuestra que casi en ninguno de los institutos donde se ha estudiado la labor de los auxiliares se tiene tiempo para preparar lo que se enseñará a lo largo de una semana o al día siguiente a los adolescentes. “Esto provoca que todo vaya al aula cogido con alfileres”.

El análisis también redunda en el manejo del idioma extranjero por parte del profesorado bilingüe, a veces, demasiado pobre. “Los docentes tienen que sacrificar parte de su tiempo libre para mejorar su nivel de inglés, cuando esta formación debería facilitarse en horario de trabajo”, concluye la investigación.

NOTICIA COMPLETA

http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/1946057/los/talones/aquiles/bilinguismo.html